Fuente: EURORDIS. El 23 de octubre, la Presidencia finlandesa del Consejo Europeo intentó complacer a países como Francia, Alemania, Polonia y España proponiendo la retirada del Artículo 7 en la Propuesta de la Comisión Europea para una cooperación europea sobre HTA. El artículo 7 trata sobre el poder de la Comisión de hacer que los informes conjuntos sean "oficiales", prohibiendo a los Estados miembros reevaluar la tecnología. La retirada del artículo 7 debilitaría los beneficios de la legislación como, informes HTA de mayor calidad, evitar duplicaciones y transparencia en todos los Estados miembros en beneficio de los pacientes.

Si se retirara el artículo 7, los Estados miembros podrían decidir hacer su propia evaluación y no utilizar el informe europeo. Esto perpetuaría la situación actual, no garantizaría una verdadera cooperación europea en materia de HTA: compartir conocimientos e informes de alta calidad para la toma de decisiones informadas sobre reembolso y fijación de precios.

Se deben desplegar todos los esfuerzos para adoptar un reglamento significativo y efectivo. Los ciudadanos de la UE tienden a alejarse de la construcción europea, no por las decisiones tomadas a nivel europeo, sino más bien porque Europa no puede tomar decisiones o adopta legislaciones ineficaces.

Cada uno de estos Estados miembros se enfrenta, de diferentes maneras, al aumento de los movimientos euroescépticos. El fracaso de este Reglamento para crear una cooperación europea efectiva sobre HTA alimentaría estos movimientos

La Unión Europea sufre de leyes que carecen de imapcto positivo y tangible. Esto sucede cuando las legislaciones de la Unión Europea ofrecen a los Estados Miembros la opción de participar o no, dejando a los Estados Miembros la decision de seguir o no .

EURORDIS hace un llamamiento al Consejo Europeo para que escuche la voz de los pacientes que piden la aplicación de principios de transparencia y solidaridad entre los países, mediante la aprobación de un Reglamento coherente sobre la cooperación HTA. Una cooperación voluntaria, sin el uso de los resultados, no vale la pena y pierde las expectativas de los pacientes.
Los ciudadanos no culpan a Europa por sus decisiones, sino por las que Europa aún no ha tomado.

 

 

Pin It