Fuente: Gobierno de Canarias | El Servicio Canario de la Salud (SCS) adquirirá de forma centralizada un total de 42 retinógrafos para la detección precoz de la retinopatía diabética para los centros de salud de toda Canarias, acción enmarcada en la línea estratégica del Compromiso por la Mejora de la Sanidad Pública en Canarias. Esta inversión, confinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), cuenta con un presupuesto de 778.680 euros e incluye la compra e instalación de estos nuevos equipos.

Así, los 42 retinógrafos que se incorporarán a la cartera de servicios de la Atención Primaria del SCS se distribuirán en todas las Áreas de Salud de Canarias de la siguiente manera: 15 en Gran Canaria, 14 en Tenerife, 5 en Lanzarote, 4 en Fuerteventura, 2 en La Palma, 1 en La Gomera y 1 en El Hierro.

Con este equipamiento se renovará el actual, incorporando nuevas prestaciones tecnológicas, eliminando los posibles desequilibrios en la cartera de servicios de las diferentes Áreas de Salud y evitando los fallos y averías de los actuales retinógrafos.

Estos equipos servirán para reforzar el proceso asistencial del Programa para la detección precoz de la retinopatía diabética Retisalud, puesto en marcha por el SCS en 2008 para detectar la enfermedad de la retina en los estadios más tempranos para poder anticipar la aplicación del tratamiento específico y disminuir, así, la incidencia de la ceguera en estos pacientes diabéticos.

La retinopatía diabética es una complicación vascular de la diabetes y su prevalencia está fuertemente relacionada con la duración de la enfermedad y el control glucémico. Las enfermedades de la retina constituyen la primera causa de ceguera a nivel mundial y su prevalencia va en aumento. De hecho, el desprendimiento de la retina, la retinopatía diabética, la degeneración macular asociada a la edad o la retinosis pigmentaria está detrás del 67% de los casos de discapacidad visual en Europa y afectan a más del 30% de la población de más de 50 años.

Este proyecto se ha ido implantando progresivamente en las siete áreas de Salud de las islas, prestando atención a toda la población con diabetes mediante el uso de 43 retinógrafos no midriáticos. Retisalud permite anticipar la aplicación del tratamiento específico con el objetivo de disminuir la incidencia de la ceguera en los pacientes diabéticos.

Retisalud busca la detección precoz y el tratamiento adecuado de la retinopatía diabética, así como disminuir la incidencia de la ceguera provocada por esta patología.

Con este proyecto también se busca facilitar la accesibilidad a la prueba de retinografía no midriática a todas las personas con diabetes, mejorar la coordinación entre Atención Primaria y Especializada para las lecturas y derivación de las pruebas, ampliar la capacidad resolutiva de Atención Primaria y hacer un seguimiento de la evolución de la retinopatía diabética.

Proceso asistencial

El proceso asistencial de Retisalud hace uso de las telecomunicaciones y los sistemas de información sanitarios para posibilitar la realización de este programa de telemedicina, donde la prueba de fondo de ojo es valorada por los distintos profesionales sin que el paciente tenga que estar presente.

Fuente: Gobierno de Canarias.

Última actualización: 27/07/2018.

 

Pin It