Fuente: Silken Al-Andalus.  Finaliza por quinto año consecutivo la campaña “Un baño de solidaridad” que cada verano pone en marcha el sevillano hotel Silken Al-Andalus. Desde el pasado año 2014, más de 15.000 huéspedes se han dado ya su “chapuzón solidario” en la piscina del hotel. Por un euro simbólico, aquellos clientes que lo deseen pueden adquirir junto a su toalla de baño una botella de agua y el hotel dona parte de lo recaudado a la Federación Española de Enfermedades Raras. Este año la recaudación que asciende a 2.000 euros permitirá que familias andaluzas se beneficien de los Fondos FEDER. Se trata de una iniciativa a través de la cual FEDER apoya la acción del tejido asociativo con ayudas económicas que permitan impulsar y dar continuidad a sus proyectos.

Con este apoyo, ayudamos a cubrir las necesidades del día a día de las entidades y asociaciones que otro tipo de ayudas no cubren, complementando la acción de la Administración y dando respuesta a las familias a través de atención directa, sensibilización o divulgación.

Esta iniciativa solidaria tiene como objetivo ayudar en la causa que defiende la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER). El firme compromiso del hotel andaluz de la cadena Silken ha llevado a materializar su responsabilidad con la causa a través de diferentes iniciativas, y este baño solidario es un ejemplo de ello. Tal y como indica el director del hotel, Alberto Blanca, «además de contribuir a mejorar la atención y los servicios que se ofrecen desde FEDER, nuestra apuesta es más a largo plazo y queremos contribuir a crear la conciencia social tan necesaria cuando hablamos de Enfermedades Raras».

Pin It