Detalles de la patología: Esófago de Barret


    Nombre: Esófago de Barret
    Tipo de patología: Enfermedades del Aparato Digestivo

    Descripción:
    El esófago de Barrett (EB) es una enfermedad en la que la mucosa del esófago es sustituida por mucosa intestinal (metaplasia columnar del esófago) y ocurre como una complicación de la enfermedad crónica de reflujo gastroesofágico (ERGE). La prevalencia del EB en la población general se ha estimado en un 1 % pero la enfermedad es asintomática hasta en un 90 % de los pacientes. La forma más grave es mucho menos frecuente, con una prevalencia estimada de alrededor de 1 en 3.000. El EB es dos veces más común en hombres que en mujeres, y afecta más a caucásicos e hispanos que a negros y asiáticos. El EB se puede dar a cualquier edad, pero su prevalencia aumenta a edad avanzada (la edad media de diagnóstico es de 60 años). Aproximadamente, el 10-15 % de los pacientes con ERGE desarrollan EB. Otros factores de riesgo incluyen el consumo de tabaco y la obesidad. Los pacientes con EB tienen síntomas de ERGE, aunque por lo general más graves: ardor de estómago, regurgitación de líquidos, náuseas, dificultad para tragar, pérdida de apetito, pérdida de peso, úlceras pépticas esofágicas y estenosis. La inflamación del esófago puede causar un sangrado lento que puede ocasionar anemia. La hemorragia digestiva masiva es rara. Se desconoce la etiología exacta. Se cree que los mismos factores que causan la ERGE, causan el EB. El BEB se diagnostica mediante endoscopia digestiva superior y análisis histológico de biopsias de tejido esofágico. La exposición repetida y a largo plazo del esófago al ácido del estómago provoca metaplasia que puede progresar a displasia, y derivar finalmente en un carcinoma. Los pacientes con EB tienen un riesgo de entre 30 y 125 veces mayor de desarrollar cáncer esofágico que la población general. El manejo de la enfermedad tiene como objetivo disminuir el reflujo gastroesofágico, mejorando el aclaramiento esofágico y previniendo la aparición de cáncer de esófago. Se emplea una combinación de dieta, estilo de vida, medicación y cirugía. Se deberán evitar las comidas abundantes y con elevado contenido en grasa así como la ingesta de alimento tres horas antes de dormir. El chocolate, la nicotina, la menta, la cebolla cruda, la cafeína y el alcohol agravan el reflujo. El tratamiento incluye fármacos antisecretores (inhibidores de la bomba de protones, bloqueadores del receptor H2) y procinéticos. La fundoplicatura (abierta o laparoscópica) ofrece una alternativa a la medicación. La esofaguectomía es la terapia estándar para la displasia de alto grado y el cáncer. La terapia fotodinámica, la electrocauterización, la terapia láser y la coagulación con plasma de argón están siendo evaluadas. En 2004, el porfímero sódico obtuvo la autorización de comercialización en la UE como medicamento huérfano para el tratamiento de la displasia de alto grado en el EB. Los pacientes con EB requieren un seguimiento periódico mediante endoscopia. Revisores expertos Pr Wolfgang RÖSCH Última actualización: Mayo 2007

    Entidades Relacionadas: