Dar la bienvenida a un hijo o una hija es un momento único, es necesario acoger todas las realidades de cada familia, porque en ese momento tan especial, la familia también puede estar dando la bienvenida a una realidad inesperada, por lo que la comunicación es de vital importancia.

Ese bebé nace del amor, ilusión y compromiso de una o dos personas por querer implicarse y compartir un proyecto de vida. Es algo tan importante como traer al mundo a una personita que nace desprotegida y depende del apoyo constante, de una mirada que le acompañe en sus necesidades básicas, le sostenga emocionalmente y le proteja en todos los sentidos. Recibir a un bebé implica responsabilidad y respeto hacia el bienestar integral de esa persona para criarle y educarle hasta que llegue el momento en que pueda hacerlo por sí mismo

Vivimos en mundo lleno de oportunidades y de personas con capacidades diferentes. Cada una será todo aquello que quiera ser, siempre que cuente con el apoyo de personas y profesionales que confíen en su capacidad para apostar por ello. Dar la bienvenida a un nuevo ser en esta andadura, implica mucha dedicación, confianza, entrega, paciencia, pero sobre todo mucho amor y respeto por la vida para que pueda desarrollarse en plenitud.

“Hilando Vidas” es un proyecto que cobra vida y nace de la mano de la Fundación UNICAP (Uniendo capacidades), que vela por lograr que cada persona llegue al máximo de su excelencia. El niño, la niña, la persona responsable de su crianza y educación deben contar con el derecho a estar informados, asesorados y acompañados por profesionales cualificados que además de ofrecer información veraz, clara y sencilla, sean capaces de fomentar que esas familias, niños y niñas puedan sentirse bien, tranquilos y serenos para dar lo mejor de sí mismos, como familia y como personas únicas que son.

Los equipos profesionales de la salud en la actualidad, no se sienten formados, preparados ni actualizados ante la conmoción de tener que comunicar una noticia crítica o diferente que transforme un momento feliz (como el del nacimiento de un bebe) en otro menos agradable. De repente, ante esta realidad, cede el entorno de entusiasmo y se obvian las felicitaciones merecidas a las familias. Porque no existen las buenas maneras de dar una mala noticia, aunque sí la forma de hacerlo mejor.

El proyecto “Hilando Vidas” surge para dar respuesta a la incertidumbre que pueden experimentar diferentes familias que abordan la maternidad y la paternidad de una manera diferente tras una dura noticia. Cuandollega el momento de recibirla, las familias no han tenido tiempo para reaccionar. Dejan de escuchar en el mismo instante que oyen discapacidad, problemas médicos, muerte perinatal…deseando, en unos casos, obtener mayor información, sin el uso de palabras difíciles de comprender y sin escuchar la palabra pronóstico. Otras veces, tan solo desean soledad y silencio para asumir y vivir su momento de duelo, sin poderse enfrentar a la causa real del desencadenamiento.

Posiblemente van a recordar estos momentos como uno de los más críticos de su vida, y por ello, debemos cuidar esas palabras que ya nunca olvidarán.

Más información:

www.hilandovidas.orgwww.hilandovidas.org

www.fundacionunicap.orgwww.fundacionunicap.org

Última actualización: 08 de marzo de 2018. 

 

Pin It