La actual situación derivada del COVID-19 ha supuesto el cierre de los centros educativos, y, en consecuencia que, muchos menores no puedan dar continuidad al abordaje terapéutico con el que contaban. Así lo trasladamos en plena pandemia a Carlos Garrido, Director General de Atención a la Diversidad de la Región de Murcia.

En ella, trasladamos la necesidad de dar continuidad al proceso socioeducativo de los menores con enfermedades poco frecuentes y sin diagnóstico a través del desarrollo, por parte de profesorado especializado, las sesiones de estimulación y rehabilitación, utilizando la vía telemática.

También trasladamos la preocupación existente en aquellas familias que debido a su situación económica no disponen de los medios necesarios para la adecuada conexión telemática, haciendo que exista una brecha digital y económica para el acceso a la información.

Además de generar espacios de encuentro en pequeños grupos de niños y niñas, de forma telemática, para garantizar por parte del centro educativo la continuidad de la relación emocional con su entorno más próximo dentro del aula. Para ello, es imprescindible que desde los centros educativos se generen espacios de encuentro e interacción entre menores del mismo aula y con su profesor de referencia. Con el objetivo de retomar estos momentos de confianza y socialización fuera del seno familiar.

Última actualización: 03/06/2020.

Pin It