También conocida como:

Anticuerpos Antifosfolipídicos, Síndrome de
Síndrome de Hughes

Descripción:

El síndrome de antifosfolípidos (APS) se caracteriza por trombosis arteriales y/o venosas, abortos recurrentes y presencia de anticuerpos antifosfolípido. Los anticuerpos antifosfolípido (anticardiolipina, anticuerpos anti-beta-2GPI, anticoagulante lúpico) interactúan con varias proteínas de coagulación, plaquetas o células endoteliales pudiendo contribuir a la patogénia de la enfermedad. Se desconoce la incidencia, no obstante la prevalencia de anticuerpos antifosfolípido en la población general es baja (1-4.5%) y se incrementa con la edad. Los principales síntomas clínicos asociados al APS son las trombosis, abortos, trombocitopenia, síntomas neurológicos, livedo reticularis y anemia hemolítica. Se han detectado anticuerpos antifosfolípido en aproximadamente 1/3 de los pacientes con lupus sistémico eritematoso (SLE). Las agrupaciones grandes de anticuerpos anticardiolipina, el lupus anticoagulante y en especial los anticuerpos anti-beta2GPI son indicadores importantes de síntomas clínicos de APS en pacientes con SLE. El tratamiento de la trombosis incluye, a largo plazo, terapia con warfarina de alta-intensidad [Indice Normalizado Internacional (INR superior o igual a 3)]. Para la morbilidad durante el embarazo la terapia recomendada es dosis bajas de aspirina (80 mg/día) más heparina no fraccionada subcutánea o heparina de bajo peso molecular. *Autor: M. Tektonidou (Mayo del 2004)*.
/p

Socios de FEDER

Asociación Valenciana de Afectados de Lupus

Links a Bases de datos Médicas

Otros Links de interés

SIO - Servicio de Información y Orientación

Líneas de Investigación () - 13/03/2006

Pin It