Detalles de la patología: Smith Magenis, Síndrome de


    Nombre: Smith Magenis, Síndrome de
    Patologia1: Microdeleción 17p11.2, Síndrome de

    Descripción:
    El síndrome de Smith-Magenis (SMS) es un trastorno genético complejo caracterizado por un déficit intelectual variable, trastornos del sueño, anomalías craneofaciales y esqueléticas, trastornos psiquiátricos, y retraso motor y del habla. Su prevalencia se estima en 1/15.000-25.000 y se ha identificado en todo el mundo en todos los grupos étnicos, pero probablemente está infradiagnosticado. Se han descrito más de 100 casos, en todos los grupos étnicos, y afecta por igual a hombres y mujeres. Los pacientes tienen un cuadro clínico reconocible. Las características craneofaciales: braquicefalia, abombamiento frontal, hipertelorismo, sinofridia, fisuras palpebrales oblicuas ascendentes, hipoplasia mediofacial, cara cuadrada amplia con puente nasal deprimido, labio superior evertido en forma de carpa, y micrognatia en la infancia. Las anomalías dentales incluyen agenesia dental y taurodontismo. En pacientes jóvenes es común una estatura baja, con una altura normal en adultos. Sobrepeso y/u obesidad en adolescentes y adultos es habitual. Otras anomalías esqueléticas incluyen braquidactilia, escoliosis, clinodactilia del 5º dedo, sindactilia en los dedos 2/3 del pie, limitaciones de antebrazo y codo, anomalías vertebrales, almohadillas fetales persistentes de los dedos y polidactilia. También son comunes problemas otorrinolaringológicos como insuficiencia velofaríngea, voz profunda y ronca, y nódulos en las cuerdas vocales y pólipos; la pérdida de audición (60% de los pacientes) es variable y puede ir de leve a moderada. Las características oftalmológicas (>60%) incluyen miopía y anomalías del iris y, rara vez, desprendimiento de retina. Es común un déficit intelectual de leve a moderado, retraso significativo del habla, disminución de la sensibilidad al dolor, neuropatía periférica, trastornos del sueño característicos y conductas inadaptadas. Las malformaciones de órganos (30-40%) incluyen anomalías cardíacas, renales, del tracto urinario y del sistema nervioso central. El SMS es típicamente una enfermedad esporádica causada o por una deleción 17p11.2 que abarca el gen inducido por ácido retinoico (RAI1) (90%) o por una mutación en este gen (10%). El diagnóstico se basa en una sospecha clínica inicial seguida de una confirmación del defecto genético. Una detallada anamnesis teniendo en cuenta los defectos al nacimiento, trastornos del sueño, retraso en la adquisición de hitos del desarrollo, infecciones de oído crónicas y comportamientos autolesivos es importante para reconocer los rasgos característicos. El diagnóstico diferencial incluye los síndromes de Down, de Williams, de braquidactilia - déficit intelectual (del 2q37), de Prader-Willi, de deleción 22q11, de Sotos, y de deleción 9q34. Casi todos los casos corresponden a casos esporádicos, pero puede ofrecerse el diagnóstico prenatal para embarazos de riesgo. Cuando una deleción cromosómica es identificada, se recomienda realizar el estudio cromosómico de los progenitores para descartar translocaciones u otros reordenamientos que puedan afectar al riesgo de recurrencia. Los pacientes afectados tienen un 50% de posibilidades de tener un hijo con SMS. Una evaluación del grado cognitivo, de desarrollo, y de los déficits del comportamiento y de la gravedad de las anomalías sistémicas/de los órganos es esencial para un buen manejo. El tratamiento es sintomático y puede incluir psicotrópicos para aumentar la atención, disminuir la hiperactividad y estabilizar el comportamiento y tratamiento para los trastornos del sueño. Ningún régimen ha mostrado una eficacia consistente. Debe realizarse una cuidada evaluación neurológica incluyendo un electroencefalograma para evaluar posibles convulsiones subclínicas. Se recomienda asesoramiento y soporte psicosocial familiar. Su pronóstico depende de la edad al diagnóstico, gravedad, y adecuación de las intervenciones terapéuticas. Los datos sobre la esperanza de vida son insuficientes pero hay pacientes que han vivido más de 80 años

    Entidades Relacionadas: