A.M.A.R. es la primera obra teatral que forma parte de la segunda edición de Inspira2, dirigida y escrita por Nacho Hevia. El programa de FEDER Madrid, Fundación Inquietarte y Siluro Concept comienza así a tomar forma en un proyecto en el que participa activamente nuestra delegada en autonómica, María Elena Escalante.

Junto con ella, otras cinco mujeres que conviven de una forma u otra con una enfermedad poco frecuente participan en esta obra: Elena Vergara, Aldha Pozo, Libertad Pozo, Mª Paz Díaz Meco y Nieves González, que actúa en la escena junto a su perra Gaona.

A.M.A.R es un viaje a través de «cuatro momentos por los que transitamos a través de nuestra existencia», dice Nacho Hevia. «Es la historia de cualquiera de nosotros. Una historia que comienza con un encuentro, dos personas que se buscan y tratan de hallar la forma de acercar su necesidad de amar y ser amado y vivir ese amor hasta el día en que uno se irá, desaparecerá, se perderá o tendrá que marchar dejándonos con su ausencia y las voces perdidas en nuestra mente y alma. Y es ahí, después de haber amado, tras sobrevivir a la muerte del otro y la ausencia se vuelve un dolor, cuando tienes que ingeniártelas para poder resistir y seguir adelante, aunque sea a base de sueños».

Se trata del segundo Taller de Teatro de la Fundación Inquietarte en el proyecto Inspira2, ya que en la edición del pasado año despertó mucho interés la primera experiencia escrita y dirigida por la autora y directora Almudena Ramírez Pantanella, Premio de Teatro Calderón de la Barca 2015.

Así explica Nacho Hevia las pretensiones y los objetivos de esta experiencia:

«en el taller que desarrollamos en las instalaciones de Siluro Concept hemos querido tratar las necesidades que sentimos en diferentes momentos de nuestra vida y cómo reaccionamos a ella. Una necesidad no debería ser distinta entre una persona y otra con una enfermedad rara, pero lo cierto es que el término de “enfermo” conlleva un estigma con el que no siempre es fácil vivir y que dificulta y entorpece nuestras relaciones. El desarrollo de los afectos y relaciones sociales se ve afectado cuando se tiene una enfermedad rara. La falta de información, la ignorancia y desconocimiento ante las mismas y las realidades que suponen vivir con una enfermedad rara predisponen, sugestionan y crean falsos prejuicios al estar cara a cara frente a ellas. Una persona ama, tenga enfermedad o no. ¿Por qué no puede amar igual que los demás? ¿Por qué no puede morir igual que los demás? ¿Por qué no puede sufrir de la misma manera que los demás ante la soledad? ¿Y no luchamos todos la misma manera para sobrevivir y resistir a la vida?

Hemos llevado a cabo un trabajo en el que la enfermedad no era lo importante en el proceso, es algo más, algo que forma parte de la vida. Lo importante era contar desde las realidades propias de los talleristas emociones y sentimientos universales: amar a alguien, la voluntad de morir y el deseo de que el otro se aferre a la vida, la angustia de la ausencia y la batalla de tener que seguir viviendo».

 

Fuente.

Última actualización: 03/01/2017.