También conocida como:

Mucopolisacaridosis Tipo I
Alfa-L-Iduronidasa, Déficit de
Gargolismo

Descripción:

El síndrome de Hurler es la forma más grave de las mucopolisacaridosis. Su evolución progresiva lleva por lo general a la muerte al comienzo de la segunda década de la vida. Están afectados casi todos los tejidos del organismo, con aparición de gargolismo (presencia anómala de células vacuoladas típicas, cargadas de lisosomas repletos de mucopolisacáridos).

Las mucopolisacaridosis son un grupo de enfermedades metabólicas hereditarias raras de depósito lisosomal. Los lisosomas son estructuras de las células que funcionan como las unidades digestivas elementales.

Estas enfermedades están causadas por el déficit de una de las diez enzimas lisosomales específicas que producen una incapacidad para degradar los carbohidratos complejos (mucopolisacáridos) a moléculas más simples. La acumulación de estos mucopolisacáridos no degradados en las células son la causa de un gran número de síntomas y de anomalías físicas.

El síndrome de Hurler o mucopolisacaridosis tipo I es una enfermedad metabólica rara por déficit de la enzima alfa-L-iduronidasa, que da lugar a un acumulo en los tejidos de dos sustancias: dermatán y heparán sulfato, que se eliminan por la orina.

Clínicamente los pacientes con síndrome de Hurler, presentan un aspecto normal al nacer, durante el primer año de vida tan sólo se aprecian leves retrasos del desarrollo y poco a poco van surgiendo las manifestaciones clínicas características: cabeza grande con dolicocefalia (cabeza alargada en sentido antero posterior) e hidrocefalia (acumulación de líquido en el encéfalo), que produce abombamiento frontal y prominencia de las suturas craneales, rasgos faciales toscos con nariz ancha y plana y puente nasal deprimido, cataratas (opacidad del cristalino), y deformidades siendo la mas frecuente la deformidad de la columna dorsal en joroba, y rigidez articular creciente, hasta que el niño queda inmovilizado alrededor del tercer año de vida.

Aparecen retraso mental y del desarrollo manifiestos, compresión de nervios periféricos, tendencia a la aparición de hernias (protrusión de un órgano a través de un orificio anormal en la pared muscular que lo rodea) umbilicales e inguinales y alteraciones cardiológicas: estenosis (anormalmente estrecha) de las arterias coronarias, engrosamiento de las válvulas cardíacas e insuficiencia cardíaca congestiva por miocardiopatía (término general de la enfermedad del corazón). Se produce una constricción torácica que contribuye a producir el deterioro clínico de estos pacientes.

El diagnóstico se sospecha por la alteraciones radiológicas típicas a nivel de cráneo, clavícula, vértebras pelvis y manos, pero se confirma mediante la presencia en orina de las sustancias y el déficit del enzima en los cultivos de fibroblastos de la piel, los leucocitos y el suero.

Se hereda como un rasgo genético autosómico recesivo, la alteración cromosómica ha sido identificada y se localiza en el brazo corto del cromosoma 4 cercano al gen que regula la expresión de la enfermedad de Huntington. Se han descrito numerosas mutaciones con diferentes grados de expresión, lo que explica la gran variabilidad de formas clínicas en esta enfermedad.

Autores y fecha de última revisión: Drs. M. Izquierdo, A. Avellaneda; Diciembre-2003
/p

Socios de FEDER

Asociación Española de las Mucopolisacaridosis y Síndromes Relacionados
Asociación para las Deficiencias que afectan al Crecimiento y al Desarrollo
Asociación Valenciana de Sanfilippo i Altres Mucopolisacaridosis

Links a Bases de datos Médicas

Otros Links de interés

SIO - Servicio de Información y Orientación

Nace el Grupo Español de Enfermedades Lisosomales () - 23/01/2006

Pin It