El 31 de Marzo se celebra el Día Mundial de las Lipodistrofias. Por eso, desde la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) queremos adherirnos a la campaña que la Asociación Española de Lipodistrofias (AELIP) está llevando a cabo con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de estas patologías.

Para ello, desde AELIP animan a participar y apoyar esta campaña subiendo a las redes sociales una fotografía realizando el gesto de la L con la mano derecha acompañada del hashtag #Linvestigando.
Son muchas las personas que se han sumado a esta iniciativa, entre ellas muchos rostros conocidos como el seleccionador, Vicente del Bosque; el jugador de fútbol, Andrés Iniesta; el periodista Andrés Aberasturi; la actriz, Bárbara Rey; o la cantante Chenoa, entre otros.

Naca Pérez de Tudela, Presidenta de AELIP, ha señalado que “la investigación es la principal arma para dar esperanza y futuro a las personas que padecen algún tipo de lipodistrofia y por ello desde la asociación reivindicamos el apoyo a las líneas de investigación que estudien cómo mejorar la calidad de vida de los afectados y su salud”

En este sentido ha resaltado que “con estas muestras de apoyo se pretende dar un empuje a la investigación que se está realizando ya desde el equipo de investigación liderado por el doctor David Araújo en Santiago de Compostela”

Por su parte, Juan Carrión, Presidente de FEDER, declara “invitamos a todas las personas a unirse a este gesto y alzar de esta forma la voz por las lipodistrofias. Sin investigación no hay futuro y necesitamos del apoyo de la sociedad para conseguir avanzar en nuestro camino”

Además, se recuerda también que AELIP tiene abiertos dos números de cuenta para quien quiera colaborar realizando cualquier aportación económica destinada a la investigación en lipodistrofias. Dichos números de cuenta son: IBAN ES52 3058 0262 44 2720029059 (en la entidad CAJAMAR) y el ES40 2100 2759 23 0200101469 (La Caixa).

Más información sobre las lipodistrofias

Las lipodistrofias son un conjunto de enfermedades que se caracterizan por una pérdida de tejido adiposo y que son muy poco frecuentes y extremadamente raras, lo que supone que sean difíciles de diagnosticar correctamente y, en consecuencia, tratar adecuada y eficientemente.

Vivir sin grasa supone una predisposición a padecer un conjunto de enfermedades como son la diabetes mellitus, la dislipemia (generalmente hipertrigliceridemia) y enfermedades cardiovasculares, entre otras muchas.

Pin It